Bio

Kai Etxaniz creció cantando con su madre. Aún podía pasar corriendo por debajo de la mesa de la cocina sin miedo a darse en la cabeza cuando escalaba una silla para llegar al radiocasette con el que jugaban a grabarse cantando canciones juntos.

Con la música tallada en las primeras conexiones neuronales aprendió a hacer malabares con las palabras para, sin decir, contar verdades.

Años más tarde hizo de la pasión oficio y, saltando de una piedra a otra, se convirtió en autor de canciones.

Unas las guarda para él y otras las escribe para que otros artistas las cuenten. Algunas ya forman parte de la vida de mucha gente, como los éxitos No voy a cambiar, Deshazte de mí o Encadenada a ti (escrita junto a Barei y a Rubén Villanueva) que ha hecho suyas Malú, o Sonrisa, tan bien defendida por Ana Torroja. Con la miel en los labios, de Aitana, o los últimos singles de Sergio Dalma, Donna y El diablo dentro, también han sido coescritos entre Kai y otros autores.
Algunas canciones las guarda para él y otras las escribe para que otros artistas las cuenten

Otra forma de aproximarse a la música ha sido a través de los coros. Kai Etxaniz ha acompañado en directo y ha grabado coros en discos de otros artistas como Extremoduro, Inconscientes, Chenoa, Ciclonautas, Rulo, Tierra Santa o Carlos Baute.

A día de hoy, Kai Etxaniz sigue escribiendo para otros en las filas de Sony ATV Spain y vuelve a la esencia más pura con su proyecto personal y el disco El impulso antes de saltar, que refleja un intenso momento vital de aceptación y crecimiento personal.

Foto: Mikel G. Otamendi

NO SABÍAMOS QUE ERA IMPOSIBLE
Y LO HICIMOS A LO GRANDE

Kai Etxaniz es un principio y una continuación. Un punto de inflexión. Una vuelta a la esencia. Una liberación. Una resurrección sin pérdida.

El impulso antes de saltar es una fotografía del vértigo. De la adrenalina. De la ilusión. Del asentamiento de lo vivido y el remangarse para construir lo que queda por vivir.

Y APRENDO QUE SOY
DE SOMBRA Y DE LUZ
Y APRENDO A QUERERME
Y ME SIENTO MÁS FUERTE
SOY DE AGUA Y DE SAL
SOY NIÑO QUE CRECE